El sarro en el agua son incrustaciones compuestas principalmente por los minerales calcio y magnesio. Estas son un problema debido a que los depósitos se sedimentan en las cañerías, maquinarias y superficies.

El agua dura, es decir, agua que lleva consigo minerales es la causa de que el sarro comience a acumularse en las tuberías de manera que con el tiempo se convierten en una estructura adherente hecha de cristales que se vuelven destructivos para los sistemas de agua.

Es común encontrar las incrustaciones en lugares de altas temperaturas como boilers, calderas y radiadores.

Cómo tratar el sarro en el agua

Para eliminar la dureza del agua es necesario el uso de suavizadores o de otro tipo de tratamientos de agua . Con ellos se puede evitar el deterioro de las tuberías y en consecuencia de una inversión mayor ya que las mismas no tendrían que cambiarse. Esto también aplica a las calderas, tanques y otros depósitos de agua y también es posible eliminar el sarro mediante resinas de intercambio.

Otra opción son productos antical o ácidos débiles que se depositan en los contenedores de agua.

Determinar la dureza es un paso importante para lograr buenos resultados, esto se hace mediante reactivos, aunque también es posible percibirlo a través del sabor.

En Sistemas de Filtración y Purificación del Bajío somos especialistas en el tratamiento de agua, así que puedes confiar en nosotros para conservar limpia el agua de tus depósitos.

Contáctanos y comprueba por ti mismo el excelente servicio que proporcionamos.

Sarro